El Organismo Nacional de Sanidad Pesquera (Sanipes)  junto a la Superintendencia Nacional de Aduanas y Administración Tributaria (Sunat) incautaron 115 kilos del marisco abalón (Concholepas concholepas) desvalvado fresco, en el complejo fronterizo de Santa Rosa de Tacna, por encontrarse en condiciones inadecuadas para el consumo de la población.

Los inspectores de Sanipes y Aduanas-Sunat verificaron que los productos no contaba con ningún documento que respalde su trazabilidad. Asimismo, comprobaron que los mariscos era transportados en bolsas que no garantizaban el cumplimiento de las normas sanitarias.

Luego de realizarse la evaluación organoléptica (descripción de las características físicas que se pueden percibir por los sentidos), se constató que los mariscos se encontraban en estado de descomposición. Por lo que Sanipes procedió a realizar la disposición final del recurso en una planta prestadora de residuos ambientales de Tacna.