El Organismo Nacional de Sanidad Pesquera (SANIPES), ente adscrito al Ministerio de la Producción, puso en ejecución el Plan de Trabajo del Sistema de Vigilancia de enfermedades de los recursos hidrobiológicos, el mismo que tiene dentro de sus objetivos estratégicos institucionales garantizar la sanidad en toda la cadena productiva de estos recursos priorizados.

En cumplimiento de lo dispuesto en la Resolución de Presidencia Ejecutiva N° 069-2019-SANIPES/PE suscrito por el presidente ejecutivo, Johnny Marchán Peña, la Dirección Sanitaria y de Normatividad, así como la Oficina de Planeamiento y Presupuesto presentaron sus informes técnicos sobre la ejecución de este plan.

En ese contexto, el resultado en el caso del recurso tilapia concluye que no se ha reportado ni identificado la presencia del patógeno causante de la enfermedad  Betanodavirus, ni del causante de la enfermedad denominada ‘Virus de la Tilapia Lacustre’ en los centros de producción. Por tanto, Sanipes recomienda continuar con la vigilancia activa y se sigan implementando controles preventivos basados en prácticas de bioseguridad, buenas prácticas, higiene y saneamiento.

Para el caso de los moluscos bivalvos (choro, concha de abanico y navaja), se concluye que se ha determinado la ausencia de los patógenos bajo vigilancia conforme a los resultados obtenidos en los muestreos realizados en el primer semestre del presente año, y se recomienda seguir con la vigilancia sanitaria entre los meses de setiembre y octubre debido a los cambios de temperatura en las aguas del litoral.

En el caso de la trucha arcoíris, cuya producción ocupa el primer lugar a nivel nacional, se concluye que debe continuarse con la vigilancia sanitaria en el segundo semestre del año, período en el que desarrolla la etapa del alevinaje; esto porque en esta etapa el recurso es más susceptible a los patógenos bajo vigilancia.

Para el recurso crustáceos, el informe concluye que no se ha detectado muestras positivas del Virus de la Cabeza Amarilla (YHV) ni del Virus de la Mionecrosis Infecciosa (IMNV), por lo que las regiones de Tumbes y Piura son consideradas como libres de estas enfermedades. En cuanto a los virus de las Manchas Blancas (WSSV) y del Síndrome del Taura (TSV), estos también se mantienen como ausentes pero seguirán bajo monitoreo.

ENFERMEDADES PREVALENTES

Los informes técnicos establecen que las enfermedades en crustáceos más prevalentes durante el primer semestre 2019, fueron la Necrosis Hipodérmica y Hematopoyética Infecciosa (IHHNV) y la Hepatopancreatitis necrotizante (NHP), ambas en las regiones de Tumbes y Piura.

Para el efecto, se recomienda tener en cuenta que el IHHNV y el NHP son enfermedades endémicas en el país; por lo tanto, los propios productores deben implementar medidas de bioseguridad y buenas prácticas de higiene y desinfección.

Asimismo, se recomienda continuar empleando las metodologías de diagnóstico molecular recomendadas por la OIE en el Manual de Pruebas de Diagnóstico para Animales Acuáticos y que los resultados positivos sean confirmados con los análisis histopatológicos.