Reconoce un buen pescado en conserva

Toma en cuenta los siguientes consejos al momento de comprar una lata de pescado en conserva:


  1. Identifica el número de Registro Sanitario que otorga el Organismo Nacional de Sanidad Pesquera – SANIPES.
  2. Busca la fecha de producción (FP), la fecha de vencimiento (FP) y la identificación indeleble del lote, que están impresas en la lata.
  3. La etiqueta debe considerar los datos del fabricante (dirección y razón social), los ingredientes y el peso de la conserva.

Toma en cuenta los siguientes consejos al momento de consumir una conserva de pescado.


  • Las latas deben almacenarse en lugares frescos y secos, evitando que les den la luz y el calor.
  • La opacidad de una lata impide que la luz actúe negativamente sobre las cualidades del producto, y sobre las vitaminas.
  • Lava la lata de la conserva si vas a consumirla de manera directa.
  • Bota aquellas latas de conserva que presenten señales de óxido en los bordes.
  • No consumir el producto si tiene un mal aroma o sabor.
  • No comprar latas con golpes y/o abolladuras ya que pueden causar botulismo.

Reconoce un buen langostino

Toma en cuenta los siguientes consejos al momento de comprar una lata de pescado en conserva:


  • Todo langostino fresco debe mostrar que su carne es translúcida
  • La cabeza debe estar brillante. Además, todo el caparazón debe ser marrón o gris claro, y transparente.
  • La carne debe ser firme y elástica y debe mostrarse íntegra.
  • La cáscara de un langostino fresco es gris tenue.
  • El olor debe ser a algas marinas y/o fresco, suave.

 

Reconoce un pescado fresco

Toma en cuenta los siguientes consejos al momento de comprar un pescado fresco:


  • Verifica que el pescado tenga los ojos salientes y de color claro, así como la pupila negra y brillante.
  • La piel debe ser firme, presentar un color vivo y las escamas no se deben desprender fácilmente.
  • Las agallas del pescado debe de presentar un color rojo o rosa intenso.
  • El pescado fresco siempre tendrá un característico olor a amar y algas.
  • El pescado debe ser exhibido en abundante hielo para que se conserve su frescura.

VIDEO: Buenas prácticas en manipuleo y preservación del pescado para su comercialización

VIDEO: ¿Cómo reconocer un pescado fresco?

Consideraciones para la compra de pescado

Toma en cuenta las siguientes consideraciones a la hora de comprar un pescado:


  • Se recomienda acudir al mercado a primera hora del día, pues existe mayor variedad de productos y tendrás mayor garantía de que el pescado está fresco.
  • Se recomienda no comprar más pescado del que se vaya a consumir, así estén de oferta. El pescado es un producto muy delicado y perecedero.
  • Se recomienda que el pescado sea el último producto que compres en el mercado para evitar que sufra pérdida de temperatura.
  • Mira con atención como presenta tu casero el pescado. Las bandejas en las que están colocados deben ser una superficie inclinada y recubierta de hielo el cual debe renovarse con cierta frecuencia.
  • En cuanto llegues a tu casa, refrigera el pescado a una temperatura entre 0° y 3°.

Consejos para la compra de otros productos hidrobiológicos

Toma en cuenta las siguientes consideraciones a la hora de comprar otros productos hidrobiológicos:


  • Si compras filetes de pescado, la piel debe estar brillante y debe volver a su lugar al apretarla. No debe presentar aspecto “lechoso”.
  • Los filetes de pescado no deben presentar decoloración, ni menos oscurecimiento ni resecamiento en los bordes.
  • Evita comprar aquellos productos que tengan escarchas o cristales de hielo. Puede ser una señal de que han sido almacenados mucho tiempo, se descongelaron y luego se volvieron a congelar.
  • No compres ningún producto hidrobiológico congelado cuyos envases estén abiertos o con bordes desgastados.
  • Si compras productos congelados, observa que estén dentro de un área adecuadamente refrigerada o cubierto íntegramente sobre hielo tipo escarcha.

La refrigeración es importante

Toma en cuenta los siguientes consejos al momento de comprar una lata de pescado en conserva:


  • Una vez que descongeles pescados y mariscos, no los vuelvas a congelar
  • Un método sencillo para descongelar pescados y mariscos es dentro del refrigerador porque
      a) El proceso de descongelación es gradual, pero a una temperatura uniforme
      b) Reduce el riesgo de contaminación y crecimiento microbiano.
      c) Preserva las características de textura, olor y sabor del alimento
  • Refrigera tus pescados y mariscos apenas llegues a casa. Congélalos si aún no los vas a preparar.
  • Evita la contaminación cruzada en tu refrigeradora:
      a) Guarda los alimentos crudos como pescados en bolsas y/o recipientes separados de los alimentos cocidos.
      b) Separa los pescados y mariscos de los alimentos cocidos
      c) Colócalos en la repisa interior en un recipiente de plástico de manera que si “chorrean” sus jugos o líquidos queden ahí y no toquen otros alimentos en el refrigerador
  • Si vas a congelar pescado o mariscos, hazlo en porciones pequeñas y dentro de bolsas plásticas. Así podrás descongelar sólo lo que requieras consumir.